El Sistema Geocrom

El Sistema Geocrom nació el año 1994 a partir de la escucha silenciosa de su creadora hacia el Universo. Desde entonces la escucha profunda continua guiando y vertebrando el trabajo terapéutico de este paradigma que comunica directamente el paciente con su esencia atemporal.

Efectivamente en la terapia Geocrom el terapeuta pasa a ser un simple conector entre la esencia y la personalidad del paciente, un intérprete que utiliza un lenguage de geometría sagrada y color con tal de hacer llegar el mensaje de la una a la otra. La terapia resultante es etiológica, sintética y sobretodo amorosa.

La comunicación

El terapeuta Geocrom dispone de varios medios físicos para conectar con la esencia de cadauno, pero es tansólo a través de su actitud que conseguirá una comunicación libre de interferencias. En efecto, la neutralidad, el rigor, la ecuanimidad, la humildad y la observación son características básicas de un buen intérprete.

Con estas cualidades bien desarrolladas, el terapeuta sigue únicamente las directrices del test personal y su trabajo resulta ser entonces absolutamente abierto, flexible, dinámico y integrador. Esto se debe a que en este test hay espacio para todo aquello que pueda beneficiar al paciente, des de los arquetipos propios de Sistema a un suplemento vitamínico, un tratamiento de acupresión o la sanación de un espacio… Tan sólo es necesario escuchar la esencia individual para saber qué necesita..

Los arquetipos Geocrom

Los arquetipos Geocrom son puros instrumentos atemporales, formados a partir de la combinatoria de geometría sagrada y color, dos elementos ya presentes en el diseño de cualquier estructura natural, antes de la manifestación física de la su forma visible.

Por un lado, la geometría sagrada es la simple descripción de las leyes de armonía y amor eternos, básica para la expresión de cualquier función y la materialización de cualquier entidad. Y por el otro lado, el color es una variación o expresión de la luz, una información que da ritmo, vibración y vida a cada ser. De este modo, lo que aportamos al individuo es un estímulo geocromático.

Por el echo es ser atemporales y a su vez alocalizados, estos arquetipos resuenan en nosotros despertando una reacción en las células, el cuerpo y el entorno que es a su vez física, emocional y espiritual.

Y por la misma razón podemos sentir los arquetipos como entidades exteriores a nosotros (amigos, acompañantes, colaboradores y ayudantes) y a su vez como parte intrínseca de nuestro ser (son de echo una parte de nuestra esencia atemporal que por resonancia despierta y moviliza una parte de nosotros que todavía está poco trabajada. Es de este modo que durante la terapia Geocrom cada arquetipo nos ayuda a explorar caminos nuevos dentro del largo viage del autoconocimiento.

Los fundamentos/principios de actuación

La terapia Geocrom, como las demás medicinas que se basan en la física cuántica, se fundamenta en principios tan profundamente simples y a su vez distintos de todo aquello en lo que hemos enseñado nuestra mente a sustentarse, que a veces no hemos sabido expresar su funcionamiento con palabras simples.

Ley de Sintonía, Resonancia, Isomorfismo, Biofotónica… son algunos de los principios que expresan desde puntos de vista más o menos diferentes un sólo y único echo: aquello que en física llamamos resonancia y acoplamiento de ondas, donde cada una de estas ondas es la espresión física de aquello que tan vagamente hemos llamado a menudo “energías”.

Cuando dos de estas ondas o energías se acoplan, entran en resonancia y se produce una dinamización por intercambio extraordinario de energía. Puede considerarse un proceso de relación, abertura y comunicación entre partes afines que comporta instantáneamente un cambio en el conjunto. Podemos considerarlo un diálogo no-verbal que arranca de más allà de la materia para producir en ella un determinado cambio evolutivo.

Los beneficios/vivencias del paciente

Aquél que recibe una terapia Geocrom, desencalla fácilmente actitudes y situaciones que se repetían en su vida sin llevarlo más allà y afronta con facilidad otras que le resultan nuevas y enriquecedoras.

Anímicamente, se siente más y más lúcido, consciente de lo que desea y lo llena, a la vez que hace un gran trabajo de auto-conocimiento y valoración personal que le permite avanzar en la reconquista de su propio poder a partir de aquello que ya tiene en sí mismo.
Y físicamente, alcanza una mayor armonía corporal, el funcionamiento de órganos y células mejora al tiempo que su labor de equipo se hace más fluida y coordinada, y el paciente gana salud y belleza físicas.

El Sistema Geocrom · Tríptico detallado sobre el Sistema Geocom · www.geocromoterapia.com